Els psicòlegs i les mútues

¿Cómo acceder a un psicólogo si tengo mutua?

En esta entrada trataré de explicarte lo que para mí son los puntos más importantes a conocer en caso de que queramos acudir a un psicólogo y seamos de una mutua.

 

Por eso, los puntos que veremos son los siguientes:

 

  • Qué psicólogos cubren las mutuas
  • Cómo son las sesiones de psicología
  • Pasos para empezar la terapia
  • El otro lado: la relación entre las mutuas y los psicólogos

¿Qué psicólogos cubren las mutuas?

Lo primero es entender qué quiere decir esto de que las mutuas cubran sesiones de psicología. Vamos a ello:

 

Las mutuas de salud nos cobran una mensualidad para ofrecer servicios médicos o bien gratuítos o bien a un precio reducido. Lo mismo ocurre en el caso de la psicología: en la gran mayoría de mutuas hay un listado de psicólogos que están vinculados con dicha mutua y que ofrecen sus servicios a través de ellas. 

 

Para conocer quiénes son tienes dos opciones:

 

  • Entrar en la página de la mutua para ver los trabajadores vinculados: Por ejemplo, si escribes “adeslas psicología” en google y vas a su página web, podrás ver un listado de psicólogos que ofrecen asistencia a través de adeslas
  • Buscar en la página web del psicólogo que te interese si trabaja con tu mutua. Obviamente, otra opción es contactar directamente con el psicólogo para saber si está vinculado a tu mutua

 

 

Precios de las sesiones

La gran mayoría de mutuas cubre el 100% de las sesiones de psicoterapia de los psicólogos que trabajan para ellas. Pero no es oro todo lo que reluce: todas ellas ponen un límite de sesiones anuales: siguiendo el ejemplo anterior, si buscamos “adeslas psicólogos” veremos que la mutua ofrece el pago entero de la sesión pero lo limita a 20 sesiones anuales. Pasado este límite, puede ser que te cubran parte de la sesión o que todo corra a tu cuenta.

 

Un punto muy importante a conocer y que muchas mutuas no suelen comentar es el siguiente:

 

Si el psicólogo no trabaja con tu mutua, es muy posible que tu mutua cubra igualmente el 80-100% de la sesión

 

El procedimiento para obtener esta cobertura suele ser muy fácil de realizar: al finalizar cada sesión te emitimos una factura de ésta, tú la envías a tu mutua y ellos te hacen el reembolso. Y ya está.

 

La mejor recomendación es que puedas contactar con la mutua para que te resuelvan cualquier duda.

¿Cómo son las sesiones de psicología?

Las sesiones de psicología de la mutua son (o deberían) ser iguales que las sesiones privadas. Desgraciadamente no siempre es así

 

La mutua suele pagar a los psicólogos que trabajan para ellas un precio que suele rondar desde los 15€ hasta los 30€ por sesión (más del primer número que del segundo). Contando que las sesiones de psicoterapia suelen durar 1h, nos encontramos con psicólogos que acabrían trabajando por 15€ la hora (y todavía se debería descontar de allí las retenciones de los impuestos…). 

 

Por eso, muchos psicólogos realizan las sesiones de psicoterapia de mutuas haciendo una de las dos opciones:

 

  • Limitando la sesión a 20-30 minutos: esto actualmente no se suele hacer, pues reduce la posibilidad de realizar un trabajo terapéutico significativo
  • Cobrando a la mutua dos sesiones por hora: esto facilita que el psicólogo pueda cobrar un precio más cercano al que cobraría por privado pero reduce a la mitad las sesiones anuales del paciente. Esto, cuando se hace, debe ser siempre con conocimiento y aceptación por parte del paciente

 

Salvo estos puntos temporales y/o económicos, la calidad y profesionalidad debe ser la misma, pues somos los mismos profesionales realizando las mismas acciones con las mismas herramientas.

Pasos para empezar la terapia

Aunque cada mutua puede tener un funcionamiento propio y diferente de las demás, casi todas las que he conocido hasta el momento siguen los siguientes pasos:

 

  1. Pides hora con un psiquiatra (de la mutua): en esta sesión el psiquiatra hace una evaluación general de tu malestar y emite un breve informe para la mutua, autorizando y justificando la necesidad de que hagas psicoterapia (sí, cuesta de creer pero es así). Esta sesión suele ser breve y no he escuchado todavía a nadie que me haya contado que le han denegado las sesiones de psicoterapia.
  2. Buscas un psicólogo que trabaje para tu mutua: como decíamos antes, lo puedes buscar por su web (por ejemplo en adeslas psicología aparecerán todos los de esta mutua). Contactas y pides cita. Seguramente ya por teléfono te preguntarán si tienes la autorización (la que te habrá hecho el psiquiatra anteriormente).
  3. El día de la primera sesión entregas la autorización del psiquiatra

 

Cuando finalizan las sesiones que cubre la mutua casi todos los psicólogos te ofrecerán la opción de seguir con ellos aunque pagues tú y no la mutua las siguientes sesiones. Cuando ha pasado un año, casi todas las mutuas tu vuelven a autorizar el uso de X sesiones anuales que vuelven a estar a su cargo.

El otro lado: la relación entre las mutuas y los psicólogos

Como decía anteriormente, las condiciones que las mutuas proponen para trabajar para ellas pueden parecer un poco limitantes. Por eso, aunque no te afecten directamente, creo que es importante que las puedas conocer:

 

  • No es fácil que te autoricen a trabajar con ellas: además del papeleo burocrático, suelen pedir que reúnas varias condiciones y que demuestres que puedes asumir muchos casos (es decir, tener mucha disponibilidad para ellas) 
  • El pago por sesión suele ser bajo en comparación al pago que se hace por privado: el problema no es solamente que la mutua llegue a pagar 15€ por sesión, sino que una sesión de psicología no se limita al tiempo que pasamos con el paciente: los psicólogos invertimos, para cada sesión, un tiempo antes para prepararla con calma y un tiempo después para revisar qué hemos realizado en ella y cómo podemos seguir ayudando a la siguiente. Por tanto, el precio que la mutua paga por sesión incluye no solamente el tiempo que pasamos con el paciente sino también el tiempo de preparación previa y reflexión posterior.

 

A nivel personal, mi recomendación es que si tienes una mutua que cubre la asistencia psicológica la utilices tranquilamente (sabiendo que te pueden pedir que utilices dos sesiones por sesión para que sea viable económicamente) y que, en caso de que quieras ir con un psicólogo que no trabaje con tu mutua, preguntes primero a ésta si cubre parte de las sesiones.

 

Espero haver-te ajudat a resoldre els dubtes. Si igualment et queda qualsevol dubte, em pots escriure a info@aleixcomas.com o bé trucar-me al 619551321.

Taula de continguts

Articles relacionats

Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà. Els camps necessaris estan marcats amb *