Sexología

Sant Cugat / Terrassa

Sexología

Las dificultades sexuales son variadas y afectan a una gran parte de la población adulta (mucha más de la que parece).

 

Cuando aparecen no solamente generan malestar en la persona que las siente, sino que casi siempre repercuten en la relación de pareja (si la hay),  pudiendo llevar a la ruptura de ésta.

 

La correcta identificación y tratamiento de estas dificultades por parte de la sexología Sant Cugat permite en gran cantidad de ocasiones solucionarlas por completo, permitiendo a la persona afectada gozar de una vida sexual plena y satisfactoria.

FUNCIONAMIENTO DE LOS TRASTORNOS SEXUALES​

A excepción de los trastornos sexuales por causas orgánicas (que representan un porcentaje extremadamente bajo en los casos de patología sexual), las patologías sexuales aparecen principalmente por causas psicológicas

 

El concepto “causas psicológicas” suele generar dudas y confusiones, por lo que me gustaría aclararlo un momento aquí antes de seguir: causas psicológicas no significa que tengas un trastorno mental ni significa que tengas una problemática inconsciente desde pequeño sin resolver.

 

Significa que hay una serie de pensamientos, emociones y hábitos que, cuando se activan, nos causan el malestar y la patología sexual.

El funcionamiento es el siguiente:

Así, el tratamiento consistirá principalmente en lo siguiente:

Cómo funciona la terapia sexual

La terapia que se hace desde la sexología sigue la misma línea que la terapia psicológica: aplicar, desde la evidencia científica, las técnicas y metodologías que permitan ayudarte a recuperar tu salud sexual.

 

La terapia se divide en 3 fases:

1. Evaluar

Ees muy importante realizar un
buen análisis y diagnóstico de la problemática: esto permite asegurarnos de detectar aquello que está generando o manteniendo tu dificultad y que podamos aplicar las técnias adecuadas que permitan tu mejora sexual.

Para ello dedicaremos la primera sesión a hablar sobre lo que te ocurre. Algunas veces, en función de si hay sospecha de problemática orgánica asociada, consultaremos con un ginecólogo o urólogo que permita descartarlas.

Lograr un diagnóstico certero te permitirá trabajar en su solución sin perder tiempo en tareas que no te resulten útiles.

2. Darte feedback

Una vez identificado el factor problemático y todas las variables que están relacionadas con éste, lo compartiré contigo para que tengas toda la información y podamos resolver las dudas que puedan aparecer.

Este apartado es muy importante, ya que entender bien las causas de lo que te ocurre y conocer qué puedes hacer para modificarlo te permitirá ubicarte durante todo el tratamiento, dándole sentido a las tareas que acordemos así como poder evaluar los resultados que vayas logrando.

3. Trabajar

El trabajo sexual se hace individualmente, aunque a veces es recomendable la colaboración de la pareja si la hay y le parece bien. El trabajo se basa principalmente en dos temas:

- Realizar tareas sexuales: te propondré tareas agradecidas y muchas veces divertidas para hacer sólo y/o en pareja. Estas tareas te ayudarán a reducir la dificultad sexual y sentir que mejoras. 

- Trabajar elementos psicológicos: en caso de que existan miedos, ansiedad o preocupaciones, te ayudaré a resolverlas para que no limiten la mejora sexual.

El trabajo que se hace desde la sexología suele durar unas pocas sesiones. Además, si se acude al poco de aparecer la dificultad, el pronóstico es todavía más bueno