Tratamiento disfunción eréctil

Tratamiento disfunción eréctil

El tratamiento de disfunción eréctil es un aspecto muy importante a determinar correctamente, pues de ello dependerá los resultados que obtendremos.

 

Desgraciadamente, el tratamiento de disfunción eréctil no está libre de polémica, ya que no existe un sólo tratamiento de disfunción eréctil que sea adecuado para todos nosotros.

 

Por tanto…

¿Cómo saber qué tratamiento disfunción eréctil es el que necesito?

Como he dicho anteriormente, no hay un sólo tratamiento de disfunción eréctil y esto hace que cada profesional pueda darnos una propuesta o recomendación diferente, en funcion de su profesión o su estilo (como veremos más adelante).

 

Las propuestas de tratamiento para la disfunción eréctil pueden ser muy variadas, ya sea utilizando fármacos, realizando intervenciones quirúrgicas o bien acudiendo a terapia sexológica o de pareja. 

 

El problema es que, obviamente, nosotros no tenemos por qué saber de antemano qué tratamiento necesitamos pero igualmente tendremos que acudir a algún profesional si queremos una solución.

 

¿A qué profesional acudo? ¿Cuándo debo ir? ¿Lo mío tiene solución? ¿Realmente necesito fármacos?

 

En las siguientes líneas voy a tratar de ofrecerte una visión general del tema que te permita dar respuesta a estas preguntas.

Identificar la causa

Para el tratamiento disfunción eréctil lo primero que se debe hacer es identificar correctamente lo que la ha causado.

 

Esta identificación la debería poder realizar cualquier profesional de la salud bien cualificado: saber si la causa es de su competencia o si es de otro profesional (y, si es así, derivarte al profesional en cuestión). Aún así, la realidad es que esto no siempre ocurre. 

 

Por eso, es muy importante que puedas tener unas nociones (aunque sean muy básicas) de las causas más típicas para saber a qué profesional acudir y si lo que te dicen te cuadra o no.

 

Si quieres conocer información en detalle de las causas, puedes consultar aquí: causas de la disfunción eréctil

Elegir al tipo de profesional

Una vez identifiques la causa más probable (principalmente si és física o psicológica), el siguiente paso para el tratamiento de disfunción eréctil adecuado es elegir al profesional que puede ayudarte.

 

Para ello mi recomendación es que, al elegirlo, tengas en cuenta dos variables:

 

  • Ámbito profesional de la persona
  • Que sea un profesional experto

 

Veamos un momento esto en detalle:

Ámbito profesional

El profesional al que elijas para que te ayude en el tratamiento de la disfunción eréctil debe ser del ámbito profesional que corresponda con la causa de tu problema. 

 

Por ejemplo, si la dificultad que tienes tiene una causa principalmente psicológica (ansiedad, estrés, depresión…) el profesional más adecuado para ofrecerte una solución será un sexólogo. Si la dificultad que tienes tiene una causa física o médica (lesión medular, hipertensión arterial, diabetes…), el profesional adecuado será principalmente un urólogo.

 

Si tienes dudas, siempre puedes consultar primero con un médico de cabecera. Igualmente, recuerda que un sexólogo experto te derivará a un urólogo si considera que es su ámbito y viceversa.

Profesional experto

Aunque parezca muy obvio, el profesional al que acudas debe ser experto en la materia. Un tratamiento disfunción eréctil inadecuado o mal planteado no te garantizará una solución a tu problema, pudiendo sentir todavía más malestar.

 

Aunque no siempre se pueda comprobar lo experto que sea el profesional, muchas veces tendrán valoraciones de otros usuarios por internet o bien información personal / curriculum que consultar. También, puedes llamarles o escribirles para consultarles y que te puedan resolver las dudas que tengas sobre ellos. 

 

Por si te sirve de utilidad, un profesional experto es aquel que sabe qué es de su competencia y qué no, derivando en el momento oportuno y tratando con la metodología adecuada.

Obtener información que te parezca coherente

Lo más normal es que no sepas qué tratamiento es el adecuado en tu caso ni en qué consistirá (¡por eso hay carrera y másteres especializados!). Pero, aunque no tengas por qué saberlo, lo que debe ocurrir sí o sí es que la explicación que te dé el profesional te parezca coherente

 

Estamos hablando de un tratamiento disfunción eréctil que debe serte de utilidad, por lo que no te cortes en preguntar todo aquello que no te cuadre: cantidad de sesiones, seguimiento, utilidad de fármacos, efectos secundarios, por qué al profesional le parece adecuado lo que te propone, estudios realizados…

 

No empieces un tratamiento de disfunción eréctil que no te parezca coherente. Si algo no te cuadra y no te lo resuelven, busca una segunda opinión.

Tratamientos médicos comunes para la disfunción eréctil

Los tratamientos de disfunción eréctil más comunes cuando la causa es médica son los siguientes:

Medicación

La medicación es un tratamiento de disfunción eréctil muy común, pues tiene un coste económico bajo (el precio del fármaco) y el médico no suele realizar un seguimiento que pase de los pocos minutos (en los que te preguntará cómo vas y poco más). 

 

Hay varios fármacos que se utilizan en el tratamiento de la disfunción eréctil. Los más conocidos son el Sildenafil (Viagra) o el Tadalafilo (Cialis), pero existen varios más. 

 

La mayoría de fármacos son de vía oral, pero algunas veces te pueden proponer inyectables.

 

Puntos fuertes:

 

  • Coste bajo
  • Poco esfuerzo

 

Puntos débiles:

 

  • Eficacia tirando a baja (a largo plazo)
  • Sensación de dependencia del fármaco
  • Efectos secundarios del fármaco

Bomba de vacío

Es el uso de un aparato en forma de tubo de plástico que, al utilizarlo, lleva la sangre al pene y genera una erección

 

Puntos fuertes:

 

  • Solución rápida

 

Puntos débiles:

 

  • Solución que no se mantiene a largo plazo
  • Dependencia del aparato

Anillo estrangulador

Anillo de silicona que pones en la base del pene y sostiene la erección

 

Puntos fuertes:

 

  • Solución rápida

 

Puntos débiles:

 

  • No genera la erección; la debes generar tú
  • No la puedes utilizar durante varios minutos (peligro físico por la estrangulación)
  • No soluciona el problema a largo plazo

Cirugía

Se utiliza como última opción en casos de mucha gravedad en los que las demás herramientas no han logrado ser un tratamiento disfunción eréctil eficaz. 

 

Puntos fuertes:

 

  • Puedes lograr la erección

 

Puntos débiles:

 

  • Debes pasar por quirófano
  • Los implantes se pueden romper

Tratamientos psicológicos comunes para la disfunción eréctil

Los tratamientos de disfunción eréctil más comunes cuando la causa es psicológica son los siguientes:

Terapia sexual

La terapia sexual es una especialidad de la psicología: a nivel práctico y para que lo puedas imaginar, vienen a ser sesiones de psicoterapia (sesiones con un psicólogo) pero lo que se trabaja en sesión es el tratamiento de la disfunción eréctil y no, por ejemplo, el estado de ánimo. 

 

La terapia sexual se suele realizar individualmente, pero en algunos casos puede ser de utilidad contar con la colaboración de la pareja si la hubiese.

 

En terapia sexual se pautan ejercicios para realizar en casa que ayudan a facilitar tanto la aparición de la erección como su mantenimiento. Estos ejercicios son agradables (implican relajación y placer) y se deben realizar periódicamente.

 

La terapia sexual es el tratamiento disfunción eréctil más común.

Psicoterapia

Aunque el tratamiento disfunción eréctil pueda parecer que solamente se deba centrar en la erección, algunas veces la causa psicológica puede ser un factor emocional importante (una depresión, un trastorno de ansiedad…). Por eso, algunas veces el sexólogo te propondrá trabajar tu estado de ánimo y/o la ansiedad además de los ejercicios sexuales que te paute.

 

Las sesiones de psicoterapia suelen ser de 1h de duración y se suelen realizar cada 15 días.

Terapia de pareja

Algunas veces la causa de la disfunción eréctil pasa por problemas que hay en la relación de pareja (problemas de comunicación, infidelidades, falta de deseo, expectativas que no se cumplen…).

 

Por eso, si el profesional lo considera adecuado te propondrá realizar sesiones en pareja.

 

La terapia de pareja es como la psicoterapia individual pero en ella estás tanto tú como tu pareja. Algunos profesionales te propondrán realizar sesiones individuales contigo y con tu pareja y otros te propondrán trabajar los dos a la vez en la sesión. No hay un método mejor que otro, son estilos diferentes. Estas sesiones suelen durar entre 60-90minutos y se realizan cada 2-3 semanas.

Puntos a considerar en el tratamiento psicológico de la disfunción eréctil

El psicólogo o sexólogo al que acudas sabrá indicarte el tratamiento más adecuado en tu caso (ya sea sexológico, psicológico, de pareja o una combinación)

 

Los puntos fuertes y débiles de estos tratamientos vienen ser los mismos, que son:

 

Puntos fuertes:

 

  • Solución que se mantiene a largo plazo
  • Sin uso de fármacos u otros elementos externos
  • Aumenta la sensación de confianza

 

Puntos débiles:

 

  • Implica tiempo y esfuerzo
  • Coste económico más elevado que un estrangulador o una caja de fármacos

Espero haberte ayudado a resolver las dudas. Si igualmente te queda cualquier duda, puedes escribirme a info@aleixcomas.com o bien llamarme al 619551321.

Tabla de contenidos

Artículos relacionados

Aleix Comas - Doctoralia.es

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *