Soluciones naturales para la eyaculación precoz

¿Alguna vez te has preguntado si existen soluciones naturales para la eyaculación precoz? No podemos entenderlo como soluciones definitivas, si hablamos de un problema. Pero desde luego, existen algunas soluciones que pueden ayudar.

La eyaculación precoz es un problema sexual que inhibe el control del reflejo eyaculatorio. Esto significa, que la persona no es capaz de posponer su orgasmo, y llega antes de lo que le gustaría.

Este problema sexual tiene una gran tasa de recuperación. Para ello, es necesario acudir a los profesionales de la eyaculación precoz. Lo más habitual, es que el tratamiento sea multidisciplinar: sexología, fisioterapia…

Sin embargo, nosotros mismos podemos utilizar algunas soluciones para este suceso. ¡Veamos!

Soluciones naturales para la eyaculación precoz

Como mencionamos en los ejercicios para durar más en la cama, los ejercicios Kegel son un buen entrenamiento para la eyaculación precoz. Dada la importancia que tienen los músculos del suelo pélvico en el orgasmo, este ejercicio es esencial.

Para desarrollar este ejercicio, se debe seguir una dinámica muy sencilla. Consiste en apretar los músculos del suelo pélvico durante 3-5 segundos, y posteriormente dejarlos relajar otros 3-5 segundos. Se repetirá 10 veces, realizándose 3 veces al día.

Una buena solución natural para la eyaculación precoz es la utilización de preservativos retardantes. Se trata de preservativos que contienen una sustancia ligeramente analgésica. La insensibilización del pene ayudará a que el orgasmo tarde más en llegar.

Muchos hombres recurren a la masturbación previa a una relación sexual en pareja. Es bien sabido que, una vez alcanzado el orgasmo, el posterior necesita más tiempo para que ocurra.

Otra solución natural para la eyaculación precoz es atender a las posturas durante la penetración. Aquellas en las que la penetración sea poco profunda, ayudará a que el orgasmo tarde más en llegar. Un ejemplo de estas posturas es la cucharita: colócate detrás de tu pareja, ambos tumbados de lado. La penetración desde atrás, en esta postura, provocará que sea poco profunda.

Tabla de contenidos

Artículos relacionados

Aleix Comas - Doctoralia.es