Afrontar la eyaculación precoz en pareja

Afrontar la eyaculación precoz en pareja puede parecer algo problemático y complicado. De primeras, es algo a lo que muchas personas prefieren no enfrentarse. El miedo y la vergüenza a veces son muy fuertes, pero… ¿Sabes cuál es la parte positiva de afrontar la eyaculación precoz en pareja?

La eyaculación precoz (EP) es un trastorno sexual que inhibe el control del reflejo eyaculatorio. No se trata de un episodio aislado, sino de algo que ocurre reiteradamente a lo largo del tiempo. Puede aparecer desde el principio de nuestras relaciones sexuales, o desarrollarse más adelante.

Es importante no hacer autodiagnósticos antes de tratar el problema. Si crees que necesitas ayuda, acude a los profesionales de la eyaculación precoz.

Afrontar la eyaculación precoz en pareja

Lo más importante para el tratamiento ep con pareja, es demostrar que participará de forma activa. Que se implicará y apoyará a su pareja.

Algo a recalcar, es la actitud. Será necesario no imponer la agresividad, culpabilizar al otro, así como tampoco restar importancia. Las humillaciones –risas, chistes– y descalificaciones no beneficiarán al proceso en ningún momento.

Cuando acudes a la consulta de un profesional de la eyaculación precoz, es posible que para alguna sesión pida la presencia de la pareja. Se tratarán multitud de temas. Desde la construcción de qué es la eyaculación precoz, hasta la deconstrucción de mitos. También se puede preguntar sobre qué han intentado hacer, hasta el momento, para durar más en la cama. Ahí viene lo interesante.

Tu pareja y tú en consulta

Los sexólogos, los profesionales de la eyaculación precoz, te ayudarán con una serie de ejercicios. En algunos de estos, la presencia de tu pareja será de gran importancia.

En algunos de estos ejercicios, como la masturbación o la elección de ciertas posturas, se pueden ir programando por dificultad. Es decir, por la sensación erótica que provoque en la persona con eyaculación precoz. A medida que la persona es capaz de aguantar en un paso, se va al siguiente.

Así, la dificultad comenzará con la persona en cuestión sola. Una vez superada la fase, su pareja entrará en el ejercicio. El interés, la comunicación, la empatía y el cariño serán fundamentales para trabajar en común. Además, ayudará a reconstruir el vínculo entre los dos, haciéndolo más fuerte.

Soy su pareja, ¿y si lo estoy haciendo mal?

Ante las dudas, la comunicación es imprescindible para el tratamiento ep en pareja. Tu pareja sabrá decirte a la perfección si lo estás haciendo mal o no.

Es probable que el miedo y la inseguridad aflore en esta situación, pero recordad que casi el 98% de las personas que piden ayuda a un profesional, superan este problema sexual.

Tabla de contenidos

Artículos relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *