Deterioro de la eyaculación

Es común saber lo que es la eyaculación precoz o la disfunción eréctil, pero poco se conoce sobre el deterioro de la eyaculación. Se trata de un trastorno masculino que afecta a la sexualidad. ¿Conoces algo sobre este tema?

Deterioro de la eyaculación

El deterioro de la eyaculación es un trastorno sexual masculino, también conocido por eyaculación retardada. Lo que ocurre con este problema sexual, es que se necesita mucho tiempo de estimulación para conseguir alcanzar el orgasmo. En ocasiones, las personas que tienen deterioro de la eyaculación, no logran eyacular por completo.

En el caso de que no eyaculen en absoluto, el trastorno recibe el nombre de aneyaculación.

Para los siguientes apartados, es necesario hablar de dos clasificaciones de este trastorno. Con respecto al momento de inicio, podremos hablar de:

  • Desde el inicio de la madurez sexual.
  • Adquirido en algún momento, tras haber disfrutado de un funcionamiento positivo.

Por otro lado, tendremos que distinguir situacionalmente cuándo ocurre:

  • No ocurre ni practicando sexo con pareja ni durante la masturbación.
  • Ocurre con una pareja en concreto, o en determinada situación, con un patrón.

Causas

Bien es conocido que muchos fármacos perjudican nuestra salud sexual. Es el caso de los antidepresivos, antihipertensores, antipsicóticos… Éstos actúan, de forma secundaria, retrayendo e incluso impidiendo la eyaculación.

La edad es un aspecto clave. A medida que nos hacemos mayores, vamos necesitando tiempos distintos para lograr alcanzar el clímax.

Por otra parte, se conoce que este problema puede aparecer como consecuencia de algunas situaciones. Es el caso de trastornos hormonales, el abuso de alcohol, fármacos y drogas, lesiones que afecten a la médula espinal… También se conocen casos de traumatismos o accidentes cerebrovasculares que han afectado a la eyaculación.

Existen algunas enfermedades crónicas que contribuyen a la dificultad o impedimento de la eyaculación, como la diabetes o la esclerosis múltiple.

Por supuesto, en este trastorno también hay una carga psicológica que puede afectar. Sabemos que nuestro cuerpo se condiciona según las experiencias. Por un lado, si su curso es situacional, puede ocurrir que no estemos lo suficientemente excitados y el placer no sea suficiente. Por otro, lo que puede estar pasando es que no estamos prestando atención a nosotros mismos. Puede que tengamos miedo al fracaso, excesiva atención en nuestra pareja, estemos preocupados por nuestra postura… Y todo ello, influye.

Epidemiología

Existen muy pocos estudios al respecto de este trastorno. En algunos realizados en los Estados Unidos, los resultados nos dicen que este trastorno lo padecen alrededor de un 4% de hombres. No obstante, entre los estudios conocidos, la cifra va desde un 4% a un 18%.

Ideas clave

El deterioro de la eyaculación es un trastorno que provoca la necesidad de tener mucho tiempo de estimulación para alcanzar el orgasmo. También se le conoce como eyaculación retardada.

Puede ocurrir de toda la vida o desarrollarse en algún punto de la madurez sexual.

Sus causas pueden ser orgánicas o psicológicas. En el caso de que sean psicológicas, esto no significa exclusivamente que la persona no se sienta atraída por su pareja.

Tabla de contenidos

Artículos relacionados